27 de septiembre de 1990 fue el día de la gran ofrenda, HERMANA AGUCHITA

RADIO MARÍA

HERMANA MARIA AGUSTINA RIVAS LÓPEZ “AGUCHITA”

Religiosa de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor

 

Queremos agradecer la oportunidad que nos brindan de hablar de nuestra hermana AGUCHITA, anunciar la apertura del proceso de Beatificación.

 “Anunciar” es mucho más que decir: es sobre todo ser; dar testimonio, con la vida, quizá con la propia muerte, como ella y tantos hermanos y hermanas lo vienen dando en todas partes, siguiendo la suprema tradición del Testigo Fiel, que nos dio la Vida dando su vida.

SEMILLA AYACUCHANA

El 13 de Junio de 1920, en Coracora-Ayacucho, una niña vino a alegrar el hogar de los esposos Dámaso Rivas y Modesta López. Antonia Luzmila, la primera de una familia numerosa de 11 hijos.

Ayacucho! allí nació la gesta libertaria, un pueblo  siempre en rebeldía ante el dolor y una lucha constante por la paz.

 

NACE Y CRECE UNA VOCACIÓN

Su infancia se desenvolvió en una atmósfera de amor. De su família aprendió el amor a Cristo y a los pobres.   En 1942 ingresó a la Congregación del Buen Pastor.

En Octubre del mismo año inicia el noviciado y un nombre nuevo: María Agustina.

El 8 de febrero, fiesta del Corazón de María, hace su primera profesión con la emisión de los votos de pobreza, castidad, obediencia y celo por la salvación de las personas. Esta alianza definitiva la vivió con fidelidad inquebrantable, en su compromiso con la persona y la misión de Jesús Buen Pastor.

Su trato con las jóvenes era de por sí evangelizador, tanto ellas como todas las personas que trataron con Aguchita veían a una mujer humilde, sencilla, alegre y bondadosa. Era una pastora jovial, serena, incansable en el trabajo de la promoción de las mujeres y niñas.

 

COMO EL MAESTRO, DA LA VIDA….

Consciente del riesgo que significaba vivir en una zona de emergencia, rodeada de violencia, Aguchita estaba allí, con sus hermanas, en la Misión de La Florida - Vicariato de San Ramón, donde la presencia misericordiosa del Buen Pastor era imprescindible.

 27 de septiembre de 1990 fue el día de la gran ofrenda. El Buen Pastor le hizo su último llamado, le dio el privilegio de ofrendar su vida, de pie, junto al rebaño, en aras de la Paz. 

 

Aguchita nos mostró el Evangelio durante su vida, a partir de su muerte nos sigue evangelizando con la fuerza radical de las bienaventuranzas.

 

Los mártires dan testimonio de su fe, recordándonos que Cristo llamó y envió a todos sus discípulos para que, hasta el fin de los tiempos, sean heraldos de la venida de su reino.

Es interesante reflexionar y vivir el Carisma del martirio: los mártires reciben el gran don de testimoniar con la vida el Evangelio y la presencia del Reino de Dios, profesan y testimonian  el futuro de Cristo. Así nos habla hoy el Papa Francisco. Es lo que leemos en San Juan Eudes y Santa María Eufrasia.

 

HERMANA AGUSTINA NOS MUESTRA EL CAMINO…

Aguchita nos mostró el Evangelio durante su vida, a partir de su muerte nos sigue evangelizando con la fuerza radical de las bienaventuranzas.

 

Es un llamado a nosotros a dar el mismo testimonio de la Verdad de Dios “dispuestos a dar una respuesta acertada al que les pregunta acerca de sus convicciones” (1 Pe 3,15)

 “No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma” Mt 10,28

-          ¿En qué, la celebración del Martirio de Aguchita desafía nuestra vida personal, congregacional, social?

-          ¿A qué nuevos horizontes apunta esta celebración?

 

CON MARIA REINA, MADRE DE LOS MÁRTIRES

En este momento de gracia, nos consagramos a María la Madre de Jesús.

María Reina de los mártires, que al pie de la cruz compartió hasta el fondo el sacrificio de su Hijo, nos sostenga al testimoniar con valentía nuestra fe.

 

María nos haga comprender que aquellos “Testigos de Cristo que profesan y representan el futuro de Cristo” están presentes en la paciencia, la solidaridad, la entrega, la oración y la imitación del Cordero, porque son los Siervos de Dios, los Santos, las Vírgenes (Ap1,..)

 

Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor

Lima-Perú septiembre 2017