Profundizar juntas nuestra identidad 29 de mayo - 9 de julio 2018

Profundizar juntas nuestra identidad
desde el 29 de mayo hasta el 9 de julio 2018

 

 

La sesión reunió 12 hermanas, una asociada en la misión y dos hermanas de la comunidad San Pedro, que viven en la Cada Madre se unieron al grupo los cuatro últimos días de retiro. El grupo estaba compuesto por 11 anglófonas originarias de la India (2), de Sri Lanka (7) y de Corea del Sur, junto con dos francófonas: una hermana de Canadá y una asociada laica de Angers. 

Los cinco primeros días fueron consagrados a San Juan Eudes y a Sta. María Eufrasia. Incluían tres días de peregrinación a Caen, Noirmoutier y Tours así como una visita guiada de la Casa Madre. Nuestros comentarios y la visita del Museo antes de las peregrinaciones, dieron a las participantes la oportunidad de caminar en los pasos de nuestros fundadores. Pudieron descubrir de qué manera el carisma se desarrolló durante los siglos 17 atravesando los años hasta hoy. El sexto día era libre.

Los cuatro últimos días fueron reservados a un tiempo de retiro para que las participantes puedan integrar, reflexionar y rezar. El objetivo era vivir plenamente nuestra espiritualidad en el mundo actual, reflexionando sobre las esperanzas para el futuro.  El laberinto y el túnel permitieron a cada una profundizar su experiencia según su propia sensibilidad.  Desarrollamos los temas siguientes: “¿Quiénes soy yo hoy?”, “Celo y misión”, “Los gritos del mundo” y “”Arriesgar juntas para la misión”.

El último día coincidía con la fiesta del Sagrado Corazón, y durante una significativa liturgia, renovamos nuestros votos. La celebración terminó con una ceremonia de envío de las participantes que cruzaron la puerta verde, para que puedan transmitir el celo por la misión que ardía en lo más profundo de sus corazones. 

Los comentarios de las participantes fueron muy positivos. Apreciaron mucho la ceremonia de acogida, profundizar su identidad personal, la continuidad y la expansión de la misión empezada en los siglos 17 y su importancia en el mundo actual, así como el desafío de arriesgarse para vivir nuestra misión. Un gran número de participantes exprimió su deseo de ampliar la sesión a 12 días.