172 años de historia en Nazaret, Provincia de Europa BFMN

Angers, rue de Nazareth 96. El Obispo Delmas celebra la Eucaristía de Acción de Gracias con la participación de 200 personas... entre las cuales se encuentran Hermanas, asociaciones, empleados, voluntarios y familias migrantes. Articulo y foto por: Mireille PUAU

¡Hacía treinta años que no se tenían ceremonias aquí! La Capilla de Nazaret reabrió sus puertas ayer para la última celebración eucarística con Mons. Delmas, Obispo de Angers. Un momento altamente simbólico para las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor que vivieron aquí por... 172 años.
Vendida a una empresa inmobiliaria, esta propiedad de 5 hectáreas pronto dará la bienvenida a más de 100 viviendas: "Hoy las Hermanas ya no pueden hospedar a familias migrantes en una propiedad tan grande, explica Elodie Comoy (persona encargada de la comunicación de la provincia Europa BFMN). Hace 3 meses 35 familias migrantes vivían allí. Fueron reubicadas en nuevos alojamientos antes del verano”.

Esta propiedad, que depende de la Casa Madre, ubicada en Angers, en rue Marie-Euphrasie Pelletier, ha sido utilizada durante años para varias misiones, según las necesidades del momento. Santa María Eufrasia Pelletier compró esta granja en 1846 para alimentar a todas las personas de la Casa Madre. “Acabamos  de comprar una inmensa granja”, escribió, “y  encontramos  provisiones de todo género: papas, madera, forrajes…manzanas y frutas en cantidad. ¡Es preciso un cuarto de hora para llegar!” (Carta a la Hna. María de San Juan de la Cruz David, Superiora de Munich, Baviera, 21 de Mayo de 1846).      

Niños y mujeres que vivían en la pobreza

Pero Nazaret quiso también convertirse en una "colonia agrícola". Hasta 1885 jóvenes encarceladas recibieron formación agrícola y al mismo tiempo educación moral. Desde 1885 este lugar acogió también a niños y niñas de familias en dificultad y, a partir de 1955, niñas asignadas allí por las autoridades. En 1979 Nazaret recibió a mujeres solas en dificultad. "A partir de 1987 la granja ya no fue utilizada, una parte de la tierra se vendió a la ciudad de Angers", explicó la Congregación.
En 2008 el Consejo Provincial entregó los edificios vacíos a asociaciones que se dedicaban a familias migrantes. Esta misión duró diez años. Las seis hermanas que aún viven hoy en Nazaret prestarán su servicio en otras comunidades de Francia. Dos de ellas estarán en la Casa Madre en Angers donde se sigue trabajando con mujeres, niños y niñas en dificultad junto con otras asociaciones de partners laicos.

 « COURRIER DE L’OUEST », ANGERS - 09/03/2018