“Aguchita Vive” Perú, 27 septiembre 2018

SANTIDAD EN LA COTIDIANIDAD DE LA VIDA DE UNA MUJER SENCILLA
“AGUCHITA”

 

 

«Felices los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» Mt 5,3

Desde el proceso de Beatificación de Hna. Ma. Agustina compartimos esta reflexión.

 

AMBIENTACIÓN ORANTE:

Una vela, flores, frutos, letrero “VIVIR DIAS LLENOS “, que simbolizan la plenitud de la entrega de una mujer sencilla, comprometida con las personas pobres.

REFLEXIÓN MOTIVADORA:

  • EL LLAMADO A LA SANTIDAD EN UN MUNDO DE DETERIORO DE VALORES

Estamos viviendo el llamado a la santidad, ahora que el mundo vive el deterioro de los valores, Justicia, Paz, Libertad, Verdad,pérdidadel sentido de la vida, de la dignidad de la persona, del aprovechamiento inadecuado de la naturaleza, ruptura de relaciones entre hermanos, hermanas a causa del egoísmo, la ambición, el abuso de poder. Como consecuencia vivimos, conflictos sociales, migración forzada, violencia, explotación, trata de personas…

La voz del Pastor urge, nos insta a caminar hacia la santidad tras sus huellas, desde la sencillez de nuestra vida.

 

  • LA VIDA DE MARÍA AGUSTINA. UN PROFETISMO VIVIENTE

Ella es testimonio de aquella santidad de las personas que viviendo el día a día desde la simplicidad, apertura a la “Gracia de Dios que pasa” (Sta. Ma. Eufrasia), evidencia el profetismo de su vida, con su testimonio marcado por una profunda vida interior, “porque quien se apoya en Dios también puede ser fiel frente a los hermanos, no los abandona en los malos momentos, no se deja llevar por su ansiedad y se mantiene al lado de los demás aun cuando eso no le brinde satisfacciones inmediatas.” (GAUDETE ET EXSULTATE112).

  • Esta santidad se manifiesta en el aguante, paciencia y mansedumbre, alegría y sentido del humor,  audacia y fervor, (112-139) en cada instante de su vida. María, aquella joven del pequeño Nazareth, al escuchar la voz de Dios, canta con gran fuerza «Se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador» responde impulsada por la fuerza del Espíritu Santo que estará en ella en todo lo que tuvo que afrontar, gozo, dolor, injusticia, impotencia en fidelidad a su Sí. Aguchita vivió, como María de Nazareth la alegría en el seguimiento a Jesús Pastor.

Desde este sello de santidad, ella nos anima y compromete a seguir las huellas de aquel que dio su vida por nosotras.

Nuestro bautismo nos pone en el camino hacia la santidad y solo al mirar a Jesús se hace posible la transformación, según Juan Eudes, cuando nos habla de formar a Jesús en nuestros corazones.

 

CANCIÓN: SIGO VIVIENDO  No. 11  (Grupo Siembra – Perú)  link: https://soundcloud.com/iep-santa-maria-eufrasia/sets/y-sigo-viviendo-aguchita

 

COMPROMISO: VAYAMOS Y DEMOS FRUTO

NOS SIRVE DE INSPIRACIÓN EL MENSAJE DE LA CLAR, EN LA CLAUSURA DE LA XII ASAMBLEA GENERAL del 2011 Y QUE LO RECIBIMOS DE LABIOS DE AGUCHITA SANTA:

  • Llamadas, como AGUCHITA,  a que cultivemos el don de la insistencia, el don de la persistencia, en la animación dede nuestra vida y misión.

 

  • Seamos signos del Dios de la Vida, llevándolo a donde quiera que vayamos, de modo muy particular allí donde el testigo de la VR se hace más urgente.

 

  • Seamos agradecidas/agradecidos al Dios de la Vida -el único absoluto en nuestro existir- por llamarnos en este momento histórico y por colmaros con tantas bendiciones…

 

  • Sintámonos enviadas a ser multiplicadoras/es, del bien, de la belleza y de la verdad, con los cuales el Dios Creador nos ha envuelto y continúa envolviéndonos.

 

  • Vayamos y produzcamos frutos de unidad. Construyamos relaciones que valoren a cada ser humano que se nos acerca, pero de modo especial al Hermano y Hermana que vive en nuestras comunidades. Donde el amor sea el fundamento, podremos  reconocer y acoger a Jesucristo que se nos acerca bajo los harapos del pobre, vistiendo el traje que  sin la apertura al Espíritu no podremos ni oír ni percibir.

 

 Proclamemos este salmo que nos habla de una vida entregada a su Pastor.

Aguchita, Así te recordamos…

Tú eres la fiel discípula que vivió siguiendo al Pastor,

eres la Pastora que hizo posible lo imposible en lo cotidiano de la vida.

Como los lirios y pájaros del campo,

esperaste confiada en la providencia del Padre,

y era tan grande tu certeza

que compartías a manos llenas lo que recibías.

 

Tu vida quedó impregnada

por donde tú pasaste sembrando amor, servicio, acogida y alegría.

¡Cómo te recordamos! Al contemplar…

el rosal, el olivo, la hierba luisa y las bugambilas

que tus laboriosas manos sembraron.

Los nísperos, paltos y membrillos,

son mudos testigos de tu fecundidad

porque aprendieron de ti a dar gozosamente

sus mejores y sabrosos frutos.

 

Aún, hablan de ti con cariño y gratitud

las mujeres sencillas de la Huerta, (lugar de misión)

Ansieta y Mendocita como también los sacerdotes,

quienes eran motivo de tus fatigas y oraciones.

¡Que don maravilloso te regalo el Buen Dios!...

pues, tu corazón siempre abierto acogió a pobres y ricos,

y con tu serena sonrisa mostrabas la ternura del Pastor.

 

El secreto de tu fortaleza la encontrabas en

“…comunión con la Palabra y la Eucaristía…”

que te llevaba a  “…vivir días llenos…”

infundiste sabiduría y prudencia

para suavizar y transformar los corazones de las jóvenes,

a quienes amaste con predilección.

 

El Amor te llevó a vivir en plenitud tu donación por la Obra Santa,

sin miedo a desgastarte, por eso quisiste ser

“como el cirio que ilumina y se consume”.

este testimonio de tu vida y martirio

nos convoca, compromete y anima

a continuar haciendo un mundo más humano

donde brote la misericordia, la justicia y la paz.

¡Gracias porque sigues viviendo entre nosotras!.

 

MOMENTO DE CONTEMPLACIÓN (tiempo de silencio…interiorizar el llamado a la santidad)

 

EXPRESAMOS NUESTRA ORACIÓN:

 

  • Señor necesitamos tú Espíritu, tu luz para acompañar la misión confiada, en nuestros servicios con niñas, mujeres, familias y entregar la ternura que recibimos de ti.
  • Necesitamos que nos empuje al cuidado de la madre tierra, de los tesoros que ella guarda en su vientre, respetar la ecología, reconociendo que tu creación es sagrada y que todas las personassomos responsables, sabiendo quenecesitamos de ella aunque ella no nos necesita.
  • La Justicia es una prioridad para hacer que nuestra consagración sea profética, solo así se podrá recrear las relaciones entre hermanas y hermanos,es tan solo que practiquemos la justicia, que amemos con ternura y que caminemos humildemente con nuestro Dios.
  • Jesús Pastor bueno danos tu mirada para responder a los nuevos llamados que la realidad de hoy reclama, nuevas respuestas ante situaciones urgentes, migración, trata de personas, refugiadas/os, feminicidio.

 

UNIDAS EN EL CAMINO DE SANTIDAD CON AGUCHITA, DAMOS GRACIAS!

 

Señor Jesús Buen Pastor,

tú consagraste con el don del pastoreo

a tu hija MARIA AGUSTINA RIVAS LÓPEZ – “AGUCHITA”

y la enviaste a “dar la vida por sus ovejas”.

Te damos gracias porque supo dar testimonio permanente

del amor misericordioso, de la paz y de la defensa de la vida.

supo hacer de su vida cotidiana un canto al amor de Dios y a la madre tierra.

Te damos gracias por lo que sigues produciendo hoy

en nuestro caminar de discípulas y discípulos del Señor.

Te pedimos que su memoria sea para nuestro Pueblo una energía del Espíritu

que nos sostenga cuando nos arriesguemos por la misión.

María, Nuestra Señora de la Caridad, danos la paz!

 

“Aguchita Vive” Perú, 27 septiembre 2018