El Liderazgo Espiritual es un Liderazgo que Transforma, febrero Roma 2018

"El liderazgo que transforma es una forma de ser líderes que surge de lo más profundo de la sabiduría de cada uno de nosotros, una sabiduría que permite a los demás el espacio y la oportunidad para transformar sus propias vidas”.

(30ª Declaración de Dirección del Capítulo Congregacional)

 

En respuesta al llamado del Equipo de Liderazgo Congregacional, 7 nuevos equipos de Liderazgo de Unidad: Montreal, Europa-BFMN, Líbano-Siria, Centro-Sur de EE. UU., Austria / Schweiz / Checo, Nueva York-Toronto y África Occidental, se reunieron en Roma desde el 14 -23 de febrero para una sesión juntas.

"El liderazgo ahora y en el futuro requiere preparación y capacitación"

(30ª Declaración de Dirección del Capítulo Congregacional)

 

Algunas participantes expresaron su experiencia de la sesión en las siguientes palabras:

"Intercambio de sabiduría, conversaciones sinceras, profundas y abiertas, gran esperanza de que algo nuevo está por venir, como una flor que se abre”.

"Santo misterio de transformación y contemplación, humildad, aceptación entre hermanas, y moviéndose juntas".

"El tiempo juntas fue enriquecedor, esclarecedor y sentí que era una gran forma de conectarme".

"La necesidad de permitir que el Espíritu trabaje en nosotras y a través de nosotras, el Espíritu nos conmovió para escuchar el dolor y el sufrimiento de nuestras hermanas y abrazarlo como propio. También fuimos guiadas por el Espíritu para llorar con nuestros hermanos y hermanas, un fuerte sentimiento de solidaridad”.

"Una fuerte convicción surgió después de esta reunión: ¿quiénes somos y dónde estamos dentro de este mundo? Recemos para recordar nuestro sueño, el silencio para recibir la maravilla de este momento y para entrar en nuestra visión: el Reino de Dios”.

"Fue un gran éxito para mí conocer a tantas hermanas de diferentes regiones y compartir con la una y con la otra. Aprecié la simplicidad y la unidad del Equipo de Liderazgo Congregacional”.

 

 

Foto tomada por Antoinette Assaf, gracias.