Escuchar las necesidades de las familias

 

  Respuestas de Buen Pastor Sri Lanka a la catástrofe global – COVID 19

 

En comparación con otros desastres que hemos enfrentado en nuestra vida, la realidad actual del mundo nos lleva a una experiencia muy diferente. Es la peor crisis que haya golpeado al mundo entero. El tsunami, las inundaciones, los deslizamientos de tierra y la guerra son algunas de las devastadoras situaciones que afectaron a nuestra gente. En tales circunstancias nos era posible apoyarnos unos a otros y podíamos llegar a las personas en necesidad. Pero la realidad de hoy nos llama extralimitar nuestra creatividad para ayudar a los afectados de diferentes modos por el COVID-19.

 

Buen Pastor Sri Lanka (BPSL) pudo identificar algunas de las inquietudes y ha respondido según la situación.

 

Con una mente abierta a las realidades innegables, el Equipo de Liderazgo de la Provincia (ELP) ha hecho circular una carta al interior de la provincia, invitando a las hermanas y socios de misión a abrir los brazos a los necesitados de una manera creativa. Las hermanas y socios de misión han dado muchos y diferentes pasos para llegar hasta los necesitados, especialmente a los que no pueden ganarse el pan de cada día debido al confinamiento que se ha prolongado ya por largo tiempo.  Por favor, vea el Apéndice 1 Abrir los Brazos a los Necesitados.

 

A través de los medios y las redes, la gente está siendo instruida sobre las precauciones que deben adoptarse para prevenir el contagio del virus. Usar un barbijo es uno de los mejores medios de prevención. Con una alta demanda de barbijos, hay una escasez de ellos en el país. A fin de responder a esta necesidad, jóvenes y mayores trabajaron en conjunto para confeccionar barbijos. La distribución tuvo lugar junto a la carretera y en la localidad donde trabajamos. Esta fue también una oportunidad para presentar las medidas preventivas a la gente que no toma en serio este problema.

                                                                                                                                                                                                                                                                            

                            

 

Se ha impuesto el toque de queda. “Se le ha dado tiempo a la gente para quedarse en el hogar”.  Donde las familias tienen viviendas con espacios reducido, un problema es el hacinamiento, y los niños de esas familias son los más afectados. Ellos no tienen opción de pasar el tiempo de un modo provechoso y tienden a pasarlo juntándose con amigos. Los programas de protección infantil con base comunitaria (PPIBC) han introducido atractivos materiales de estudio que se usan actualmente como recursos de aprendizaje para ayudar a los niños a continuar sus estudios en casa, impidiéndoles así perder su interés en los estudios y también impidiéndoles salir.

 

 

 Un folleto

Se ha preparado un folleto para crear conciencia sobre el COVID-19. Contiene información acerca de las medidas preventivas, así como también algunos pensamientos contemporáneos y valores que hablan de la situación existente.