"Qu'est-ce que cela signifie de déclarer saint Jean Eudes Docteur de l'Eglise?

Proponer a la Iglesia un santo como 'doctor', es proponer una riqueza y una referencia de vida para todos los bautizados.  Al proponer a S. Juan Eudes, queremos sacar a la luz a un Santo que, en tiempos difíciles de ruptura y cambio, supo trabajar en la renovación de la vida cristiana; un Santo que, a través de la fuerte imagen del corazón, ha abierto un camino espiritual concreto, donde cada persona bautizada, siguiendo a María, es invitada a "formar a Jesús en él."  

 

Reconocer a San Juan Eudes como doctor de la Iglesia sería también una manera de destacar la gran corriente de "la Escuela Francesa de Espiritualidad ', que ha tenido una influencia importante en la Iglesia desde el siglo XVII hasta nuestros días; formación de los sacerdotes, varias congregaciones religiosas nacidas en esta actualidad, lugar de los laicos en la iglesia...

 

La vida, el testimonio, los escritos y el legado de San Juan Eudes, en muchos aspectos, son parte de los temas de una nueva evangelización y una renovación de la vida bautismal : en los textos del Vaticano II en el Catecismo de la Iglesia Católica, en los textos de Juan Pablo II, en las intervenciones del Papa Francisco, ¡encontramos muchas consonancias con lo que dijo y escribió San Juan Eudes en su tiempo !

 

En particular, podemos destacar la dimensión pastoral de este apóstol del siglo XVII, que pudo combinar el compromiso misionero y la formación espiritual al servicio de la renovación de la vida cristiana : está en línea con la insistencia del Papa Francisco en necesidad de ser "discípulos - misioneros" (La alegría del Evangelio). Juan Eudes vivió de forma inseparable el servicio de la misericordia, la proclamación del Evangelio y la formación de Jesús en los corazones.

 

Para nosotros, ‘familia eudista', este proceso para obtener el reconocimiento de San Juan Eudes como Doctor de la Iglesia, es una gran oportunidad para reapropiarse de la relevancia y la fecundidad de la experiencia espiritual de San Juan Eudes. Por supuesto, esto requiere tiempo y la movilización de toda la familia eudista. ¡Pero de todas formas nosotros ganamos !

 

Sr Marie-Françoise Le Brizaut / Angers – Caen, enero de 2018