Somos una congregación internacional, con dos estilos de vida; apostólico o contemplativo.
Expresamos nuestro carisma junto con los partners en la misión, en 72 países.

 

 

Todos somos sembradores de esperanza

 

 

« Todos somos sembradores de esperanza” fue el tema escogido para la tarde que organizamos con los jóvenes el 25 de mayo 2018. Nos inspiramos del hecho de que Sta. María Eufrasia era llamada “Madame de l’Espérance” (Señora de la Esperanza). Queríamos que este mensaje de esperanza para los jóvenes, sea una prolongación de las celebraciones para el 150° aniversario de su partida este año.  

Para organizar este evento, nos pusimos en relación con el cura de la parroquia, el padre Jean-Paul Avrillon, para que nos explicara como contactar a los jóvenes. Nos propuso dirigirnos directamente a los capellanes que trabajan en los colegios y liceos, especialmente el colegio “St Charles” y los liceos “Joseph Wresinski”, “Les Buissonnets”, “Sacré Cœur”, “Moulin” y “Renoir”.

Nos pusimos muy contentas por la muy buena acogida de la mayoría de los agentes pastorales, que mostraron un interés vivo por nuestro proyecto. Trabajamos juntos sobre diferentes ideas y proposiciones antes de decidir organizar una tarde el 25 de mayo de las 17.30 hs. a las 22.00 hs.

Elegimos la parábola del sembrador con una presentación PowerPoint realizada por una hermana del Centro de Espiritualidad Congregacional. Establecimos el vínculo con Rosa Virginia, jovencita que acogió el grano, lo hizo fructificar, volviéndose un modelo para nuestra época, sembrando la esperanza en los 5 continentes durante su vida. Su único deseo era decir a todos que nadie está perdido para Dios y que nada es imposible par Dios. 

Por la tarde, después de la representación escénica sobre la parábola del sembrador (Mt 13, 3-23), los jóvenes reflexionaron sobre las tres preguntas siguientes:

  1. ¿Qué es lo que te entristece en tu entorno cercano y lejano?
  2. ¿Con qué mundo sueñas?
  3. ¿Qué granos puedes sembrar para conduzcan a un cambio?

Después, se encontraron en el taller escogido (poesía, danza o rap) para expresar de forma poética o coreográfica, las respuestas a las preguntas planteadas. Al final de la tarde, los padres y algunas personas de la parroquia presentes pudieron apreciar la extraordinaria creatividad de los jóvenes que presentaron un buen espectáculo.

Acogimos alrededor de 60 jóvenes y unos veinte tutores que colaboraron con nosotras para animar la tarde. El ambiente fue fraterno y lleno de alegría. Los padres estuvieron muy contentos de descubrir los talentos de sus hijos. Para ellos y para la mayoría de los tutores, el evento fue la oportunidad de conocer la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor.

Sentimos su gran deseo de continuar la colaboración con nosotras, para preparar otros eventos con/para los jóvenes, e incitarles a encontrar en sus propios recursos, el medio de volverse  para el mundo, sembradores de esperanza. 

Los comentarios fueron muy positivos. Este gran suceso fue posible gracias a la fructuosa colaboración entre las hermanas del Centro de Espiritualidad Congregacional, las personas que trabajan con los jóvenes en la parroquia “Saint Lazare - Saint Nicolas” y los colaboradores pastorales de los liceos y colegios.