Noticias de la Misión en Catania y Acireale

Estamos felices de compartir con ustedes este mensaje que viene de Catania: 

 

 

Gracias a la Hermana Anna por enviarnos mensajes tanto al Equipo de Liderazgo Congregacional como a la Hermana Ángela Provincial.

Aquí, en las misiones de Catania y Acireale, estamos viviendo una experiencia que ninguno de nosotros había encontrado antes. El lunes 9 de marzo, activamos el estado de emergencia para proteger a nuestros 186 menores extranjeros no acompañados, adultos y mujeres con niños, así como a nuestros 60 menores italianos que son invitados en nuestras seis casas residenciales de cuidado infantil. Afortunadamente, nadie en estos grupos ha contraído el virus.

El manejo de emergencias no es fácil. Cada día, sin escatimar esfuerzos, hacemos todo los posible para tomar todas las precauciones necesarias para que nuestros huéspedes y colegas se mantengan seguros.

Para éstos últimos, debo ofrecer algunas palabras de elogio, ya que demuestran increíbles cualidades humanas y profesionales. Están en primera línea con nuestros chicos y trabajan para que estos momentos de miedo y aislamiento pasen de la mejor manera posible.

Me gustaría contarles un comentario sobre los aspectos positivos de esta emergencia de salud que se compartió con el grupo directivo del Consorcio Il Nodo. ​​Nunca como hoy, en las partes más ricas del mundo, hemos experimentado la esencia de la misión del Buen Pastor. Cada lugar está organizando, independientemente, muchas actividades educativas y de ocio con sus niños y adultos refugiados. Sus respuestas son sorprendentes. Son activos, motivados y mucho más reflexivos de lo habitual. Bromeando con la Hna. Anna, dijimos que el clima que se ha creado es similar al que precede a la Navidad. Nos reunimos, discutimos y compartimos cada momento y cada decisión como en una familia numerosa y saludable.

Espero que este período deje en nuestros corazones y en nuestra forma de trabajar, una enseñanza que no se perderá con el final de la emergencia, sino que permanecerá en nuestras misiones como punto de partida para la reorganización de nuestro trabajo. en el futuro.

Mis pensamientos van, finalmente, a todas las hermanas misioneras del Buen Pastor, especialmente a las mayores y a las que están más expuestas al riesgo de contagio. Que el Señor les dé la fuerza para continuar el buen trabajo que han estado realizando durante cientos de años.

 

Un abrazo virtual de todos en Catania y Acireale

 

Image result for Un abrazo virtual

 

 

Para ver las fotos de algunas actividades, haga clic aquí.