¡Bon Pasteur Kolwezi: ganador del premio “Stop Slavery Hero Award”!

Provincia del Centro-Este de África 

 

En reconocimiento al impacto significativo en la lucha por erradicar el flagelo de la esclavitud moderna, el Bon Pasteur Kolwezi ha ganado el premio “Stop Slavery Hero Award” en una ceremonia de premiación mundial en la lucha contra la esclavitud, celebrada el jueves 25 de febrero de 2021.

 

El premio Stop Slavery Hero Award se ha añadido recientemente a la lista de ocho categorías de premios en la lucha por erradicar la esclavitud, presentada por la Fundación Thomson Reuters para reconocer específicamente y celebrar a las empresas y ONGs dedicadas a luchar contra toda forma de esclavitud moderna y tráfico de seres humanos. Ya sea en primera línea o a escala mundial.


Hna. Jane Wainoi Kabui habló sobre cómo el premio
“beneficiará la visibilidad del Bon Pasteur Kolwezi.” 

 

Al aceptar el premio en la ceremonia virtual, Hna. Jane Wainoi Kabui, directora del programa, agradeció a "toda nuestra gente del Bon Pasteur Kolwezi por el camino hecho hasta ahora, las Hermanas del Buen Pastor y Partners en la Misión, nuestros directores de proyectos y equipos de terreno, el personal de desarrollo infantil y nuestros asesores, trabajadores sociales, enfermeras y guardianes por sus incansables esfuerzos". También agradeció a los partners de la Good Shepherd International Foundation por su "incansable apoyo a nuestras comunidades y su compromiso compartido para luchar contra la esclavitud moderna en la República Democrática del Congo".

 

Habiendo asumido el rol de directora solamente en octubre pasado, durante la pandemia mundial, Hna. Jane y su equipo han enfrentado retos significativos al seguir asumiendo los objetivos de la organización establecidos en su Plan Estratégico 2018-2022. En su discurso después de la ceremonia, Hna. Jane habló sobre cómo ellos han sido capaces de “continuar con los objetivos principalmente porque ya existían sistemas que se habían establecido gracias a quienes sentaron las bases”.  Estos fundamentos sólidos tienen su origen en el 2012 cuando la Provincia del Centro-Este de África estableció el programa de desarrollo comunitario sin fines de lucro para combatir el trabajo de niños, violaciones a los derechos humanos y la esclavitud moderna en las minas de cobre y cobalto de la región alrededor de la ciudad de Kolwezi en la RDC.

 

Hoy el proyecto trabaja con familias vulnerables en ocho comunidades mineras artesanales de cobalto. Esto ha ayudado a más de 3,000 niños a salir de las minas y asistir a la escuela, 500 familias a quienes se aseguran los medios de vida alternativos y sostenibles, 300 niñas y mujeres a quienes se les capacita para ganarse la vida dignamente lejos de las minas, y la formación de más de 20,000 personas sobre cómo implementar acciones para mejorar las condiciones de trabajo. En septiembre de 2019, el proyecto inauguró el nuevo Bon Pasteur Centre, que comprende 14 nuevos salones de clase bien equipados para instruir aproximadamente 1,000 niños provenientes de las comunidades mineras artesanales de cobalto circundantes. Esta demanda ha sido tan grande, dice Hna. Jane, que “el más desafío más grande es poder dar lugar a tantos niños ya que el número de plazas es limitado, y algunas veces tenemos que rechazar a algunos de ellos.”

 


Nicodème Kahilu, gerente de monitoreo y evaluación del proyecto,
dijo cómo ellos se sintieron “verdaderamente honrados al recibir el premio.” 

 

El proyecto también trabaja para fortalecer la cohesión entre las comunidades, compañías mineras, y el gobierno para abordar las causas fundamentales de la esclavitud y el trabajo infantil para erradicarlas de la cadena de suministro global de las baterías de cobalto. “Ganar este premio ayudará a quienes continúan siendo severamente explotados trabajando en las minas”, dijo Hna. Jane, “en el sentido de que el Bon Pasteur Kolwezi en ahora tiene una plataforma para ser una voz más fuerte para los sin voz, ya que nos dirigimos a una audiencia más amplia y diversa”. Ella espera que más personas aprendan y “tomen conciencia de las condiciones deshumanizantes por las que tienen que pasar los mineros artesanales”.

 

Como participantes activos en la cadena mundial de suministro global, Hna. Jane cree que todos podemos jugar “un rol importante al salvar vidas humanas, reducir el trabajo infantil y erradicar muchos otros males sociales que se emanan de la alta demanda de cobalto y cobre”. Ella espera que podamos comenzar a hacer “decisiones personales ya sea comprando productos de cobalto y cobre a compañías que se surten de empresas mineras limpias, o evitar estos productos si existen alternativas.” Un mensaje claro que Hna. Jane reiteró durante su discurso de recepción cuando nos invitó a todos: “vengan y únanse a nosotros para acabar con la esclavitud”.