Celebrando diez años de misión en Burkina Faso

Artículo por las Comunidades de África del Oeste (Senegal/Burkina Faso).
 

Habiendo llegado a Burkina Faso el 3 de diciembre de 2011, a finales de este año las Comunidades de África del Oeste celebraremos diez años desde que establecimos la Comunidad Bobo-Dioulasso en Burkina Faso.
 

Incluyendo a las tres hermanas fundadoras, la comunidad cuenta ahora con nueve miembros de cuatro nacionalidades diferentes: burkinabé, maliense, filipino e indio (dos de ellas están estudiando en Uagadugú, la capital de Burkina Faso). Además, hay dos pre-novicias y tres pre-postulantes que conviven con la comunidad con el fin de experimentar y compartir nuestra forma de vida.

 


El refugio temporal ofrece alojamiento y apoyo a las mujeres y las niñas y a sus hijos necesitados. 
 

Estamos felices y nos sentimos muy bendecidos al llevar a cabo nuestra misión aquí en Burkina Faso. Entre los servicios que brindamos ofrecemos albergue temporal a mujeres y niñas en dificultad, mujeres que han sido abandonadas por sus maridos, chicas embarazadas que han sido rechazadas por sus familias y jóvenes que han sido víctimas de matrimonios forzados. ¡Todas son bienvenidas! Las actividades que se llevan a cabo en el refugio incluyen reuniones periódicas con las mujeres, acompañamiento, diálogo, educación y formación, citas con psicólogos, terapia de grupo, reinserción de las mujeres, visitas familiares y referencias externas a otros servicios que ofrecen apoyo a mujeres y chicas en dificultad.
 


Mujeres y chicas que asisten al centro de formación en cocina y pastelería y reciben apoyo del esquema de financiamiento de microcréditos.
 

Otros servicios que ofrecemos incluyen un centro infantil con guardería, un centro de formación en cocina y pastelería (con 15-17 estudiantes) y un esquema de financiamiento de microcréditos para mujeres vulnerables de nuestro barrio. La finalidad es brindarles apoyo en el establecimiento de actividades autogestoras de acuerdo con sus habilidades y capacidades.
 

Además, tenemos el servicio de pastoral penitenciaria dirigido a mujeres detenidas. Estas actividades incluyen discusiones mensuales sobre diferentes temas como: derechos humanos, derecho de familia, procedimientos legales, aborto y sus consecuencias, mutilación genital femenina y sus consecuencias, e infecciones de transmisión sexual. Cada discusión termina compartiendo la Palabra de Dios y con una oración en grupo. El mes pasado, en marzo, comenzamos a ofrecer talleres de costura para las mujeres. También asistimos a la misa con las mujeres en la prisión todos los domingos.
 


Durante la pandemia, las hermanas han proporcionado alimentos a los necesitados a través del 'Proyecto Solidaridad'.
 

No recibimos ningún apoyo financiero del Estado ni de la Iglesia para los gastos de las mujeres y los niñas que se encuentran bajo nuestra responsabilidad. Estamos en condiciones de llevar a cabo nuestro trabajo gracias a nuestros benefactores, como Missio, Harris Fraser y Advent Actie. Queremos aprovechar esta oportunidad para agradecer a ellos por su generosidad y solidaridad hacia los más vulnerables. Al celebrar nuestro décimo año aquí en Burkina Faso, miramos hacia adelante con esperanza a los próximos diez años y más allá.
 

¡Los invitamos a todos a dar gracias al Señor por sus maravillas! "