Construyendo para el futuro

Artículo por Hna. Helen Warburton
Provincia de Gran Bretaña
 

Nuestra Congregación puso sus pies por primera vez en estas costas en 1840 en el sur de Inglaterra, desde donde nos expandimos gradualmente a todos los lugares de Inglaterra, Escocia y Gales. Encontramos nuestro camino a Manchester en el noroeste en 1866. Como epicentro de la Revolución Industrial, el trabajo en la ciudad creció y la Congregación necesitaba más espacio. Finalmente, las Hermanas se mudaron a Litchford Hall, Blackley, para adaptarse a esta expansión. Hemos permanecido en esta misma finca hasta ahora, aunque con diversas adaptaciones: grandes ampliaciones, la construcción de una iglesia (que fue luego demolida), etc.
 


El antiguo Litchford Hall que albergó a las Hermanas por casi 150 años.
 

Al asumir el cargo en 2014, se le pidió a la Hermana Rosemary Kean, la nueva Líder de la Provincia, que realizara una encuesta de la Provincia para ver si las condiciones de vida actuales de las Hermanas satisfacían sus necesidades. Todo iba bien, excepto la comunidad de Litchford Hall. Este edificio, que alguna vez albergó a treinta y cuatro Hermanas, era ahora el hogar de una comunidad de ocho. Las calderas estaban anticuadas y no se podían regular. Cada semana, aparecían nuevas goteras, o se caía yeso de las paredes en descomposición, etc. Las Hermanas encontraban problemáticos los pasillos largos y la falta de ascensor en algunas secciones del edificio.
 


El nuevo Litchford Court donde las Hermanas esperan mudarse antes de Pascua.
 

En consecuencia, la Hermana Rosemary propuso la construcción de una propiedad especialmente diseñada para las Hermanas, mucho más adecuada a sus necesidades, que se ubicaría dentro de los mismos terrenos y al lado de la enfermería. El alojamiento fue diseñado pensando en el futuro. Hay varios apartamentos que pueden recibir miembros de otras congregaciones religiosas o, de hecho, que pueden venderse a otras personas al paso de los años. Las Hermanas esperan mudarse a la nueva propiedad a tiempo para poder celebrar la Pascua este domingo en la nueva y hermosa capilla, que muestra nuestras exquisitas vidrieras, que han sido restauradas, de San Juan Eudes y Santa María Eufrasia. La nueva propiedad será conocida como "Litchford Court" para mantener un vínculo con la historia del sitio.

 

Se espera que el antiguo convento y la tierra en la que se encontraba se conviertan en una aldea de personas jubiladas, que pueda proporcionar alojamiento a los adultos mayores y ofrecer un ministerio potencial para las Hermanas.