Nuestro legado continúa: La misión sigue adelante

Artículo por Hna. Gilda Fernando
Provincia de Nueva York/Toronto

 

¡Estamos viviendo en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia! Toronto, en un tiempo provincia de Canadá, se ha convertido en un sector de la Provincia de Nueva York, que ahora se llama Provincia de Nueva York/Toronto. La mayoría de nuestras hermanas son ancianas. Después de un largo período de reflexión con hermanas y partners en la misión, decidimos crear un camino hacia el futuro y utilizar nuestros recursos de una manera que continúe nuestro legado. Fuimos bendecidas al tener recursos que no necesitábamos, así que vendimos nuestras propiedades sin usar. Siempre hemos creído que nuestros recursos son para la misión, y hemos buscado una manera de que pudieran ser utilizados para continuar la Santa Obra de la Congregación.

 

Inspiradas por la historia de Santa María Eufrasia que solía enviar hermanas a lugares lejanos para extender la misión, decidimos asociarnos con la Good Shepherd International Foundation (GSIF). Cada año nuestras hermanas y partners en la misión estaban encantados de conocer las muchas maneras en que hemos sido capaces de impactar positivamente las vidas de un número cada vez mayor de personas en países menos afortunados. El año pasado, nuestro apoyo financiero permitió que más de 15.000 personas en África, Asia, Sudamérica y el Oriente Medio encontraran nuevas esperanzas y sanación al compartir nuestros recursos con ellos. También pudimos llevar asistencia de emergencia a las comunidades más vulnerables afectadas por la pandemia en 12 países.

 

Ya que seguimos el modelo de visión de Santa María Eufrasia, estamos agradecidas por la generosidad de la Provincia y la sabiduría de nuestro Equipo Administrativo. Ellos han tenido la visión de utilizar los procedimientos de  venta de nuestras propiedades para continuar la misión global del Buen Pastor, manteniendo así un legado duradero.

 

No es fácil enviar dinero fuera del país como donaciones o subvenciones. Estamos muy agradecidas por el consejo de los expertos legales que nos ayudaron. El GSIF ha desarrollado estructuras y procesos de rendición de cuentas y ha adquirido experiencia jurídica y fiscal para garantizar el nivel necesario de rendición de cuentas y transparencia y proporcionar así este tipo de servicio y dirección a cualquier país. Estamos contentas de seguir realizando la Santa Obra de la Congregación.

 

El Proyecto de Justicia Económica:
Las mujeres dalit y tribales en la Provincia de Centro-Este de la India/Nepal reciben granos alimenticios, paquetes sanitarios y sesiones de concientización sobre las medidas de prevención del COVID-19 gracias a la iniciativa de asistencia de emergencia apoyada por la Provincia de Nueva York/Toronto.

 

El proyecto "Empoderamiento de migrantes en situaciones vulnerables en Chile y Bolivia":
Más de 1.500 personas fueron informadas sobre los riesgos de la migración insegura y la prevención de la trata de personas gracias a una campaña de sensibilización de los partners en la misión locales del Buen Pastor. Este proyecto cuenta con el apoyo de la Provincia de Nueva York/Toronto.