Por una mujer libre de violencia

Artículo por la Comunidad de Práctica de No Violencia Contra la Mujer
Provincia de Colombo-Venezolana

 

La violencia de género ha estado presente en el contexto Latinoamericano durante gran parte de su historia, por lo cual la Organización Mundial de la Salud lo ha considerado como un problema de salud pública. De hecho, el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe informó que 4.555 mujeres fueron víctimas de feminicidios en 2019; la segunda región mundial con mayor tasa de feminicidios. A esta realidad se le suma la emergencia sanitaria por el COVID-19, que ha traído consigo un aumento en la brecha social para el acceso a los derechos. Además, se ha acelerado los niveles de vulnerabilidad de la mujer y la familia por factores como el desempleo y los conflictos en la convivencia familiar por el confinamiento, donde se ha visto reflejado el aumento de la violencia contra la mujer y violencia doméstica. 

 

Por lo anterior, la Provincia de Colombo-Venezolana está comprometida en la lucha por alcanzar el respeto por los derechos humanos, prioritariamente de las mujeres y sus familias. Se logra esta a través del trabajo de la Fundación El Buen Pastor, que fue creado en el 2003 para dirigir la misión en Colombia, Venezuela y Cuba. Se realiza sus acciones desde un enfoque humano-espiritual, promoviendo los valores de justicia, reconciliación y perdón.

 

Como respuesta de intervención para una vida libre de violencia, la Fundación se implementa estrategias innovadoras. Desde el estallido de la pandemia, la misión se ha adaptado a la virtualidad usando medios tecnológicos para el acompañamiento espiritual, orientación para el fortalecimiento emocional, promoción del autocuidado, atención de primeros auxilios psicológicos, derivación a las redes de apoyo y sensibilización frente a la violencia contra la mujer. Además, desde la ejecución de proyectos de cooperación se ha logrado mitigar la dependencia económica, a través de la promoción y desarrollo de emprendimientos de las mujeres para la inclusión financiera, mediante actividades como la administración en sus unidades productivas, acompañamiento en el proyecto de vida, fortalecimiento de habilidades resilientes y empoderamiento.
 


Uno de las mujeres participantes de la programa de la Fundación El Buen Pastor.

 

Para complementar este trabajo, la Comunidad de Práctica de No Violencia Contra la Mujer de la provincia lanzó la campaña ‘Mujer libre de Violencia’ en octubre 2020. Esta campaña se han generado espacios de formación para comprender los factores incidentes de la misma, y se han elaborado rutas de atención y denuncia para el restablecimiento de sus derechos.

 

Como resultado de la implementación de estas estrategias, se ha logrado impactar en las dinámicas familiares a 195 mujeres alcanzando una sana convivencia y el reconocimiento y acceso a los derechos; por otro lado 26 mujeres recibieron apoyo económico para el desarrollo de sus unidades productivas, logrando así justicia económica.

 

Uno de los aspectos que se debe tener en cuenta cuando se interviene en la violencia de género es que, el camino es largo, pero no sin final. Cada día se lucha por contribuir en la erradicación de la violencia contra la mujer, y generar mejores oportunidades de vida.